flora cánovas otón | arquitecta

AUTOR: Flora Cánovas Otón

DIRECTORES DE OBRA: Flora Cánovas Otón + Maria Luisa Ruiperez + Mariano Ruiperez

COLABORADORES: Eloy Mora Vargas

EMPLAZAMIENTO: La Torre de la Horadada (Alicante)

FECHA: 2020

ESTADO construido

CASA SUMMERTIME PARA 12

Una casa en la playa para que tres generaciones de una misma familia disfruten juntas de las vacaciones en la costa alicantina.

Las ideas principales que articulan el proyecto son: los rituales playeros, las barbacoas nocturnas y la independencia de cada uno de los cuatro núcleos familiares.

La vivienda encuentra su forma al girarse al este, buscando el mar y la brisa, se pliega buscando las mejores vistas. En ella se redefinen varios elementos tradicionales de la zona como son orientar de porche al sur y el uso de las mallorquinas. El porche no es un espacio exterior de la casa, es una continuación de la cocina y el salón, está pensado para "vivir fuera" todo el verano.

El empleo de un fondo blanco y de una geometría angulosa, junto con los elementos vegetales, hace que las sombras arrojadas y proyectadas al caer la tarde, jueguen un papel valioso.

El programa de planta baja se organiza en un gran espacio abierto, semiexterior y protegido del sol, una unidad común formada por terraza, salón y cocina que cuenta con la posibilidad de compartimentarse gracias a los elementos correderos capaces de ocultarse. Además, la planta baja dispone de un área reservada para los abuelos que incluye habitación, baño y terraza privada para asegurar el silencio y el descanso de los mayores.

La primera planta consigue que cada una de las tres familias jóvenes con hijos disponga de tres núcleos diferenciados e independientes, de tres apartamentos privados. Asimismo se ha creado un espacio intermedio, común y de doble altura para el juego de los niños.

Cada núcleo familiar tiene dos dormitorios y un baño, así como un sistema de climatización independiente del resto. Los espacios de servicio (lavado, planchado y almacenaje) están duplicados, uno en planta baja para los abuelos y otro para las familias con niños.

Desde la terraza en cubierta, pensada para las noches estrelladas de verano, se puede ver la torre de la Torre de la Horadada.